[x]

LA FINCA Plan Parcial Somosaguas Sur. (Promotor PROCISA)

Diseño de Ordenación Pormenorizada de LA FINCA. Pozuelo de Alarcón. Madrid.

Superficie total de suelo: 3.500.000 m².

Parque empresarial LA FINCA (ZONA1):

Parque empresarial situado en Pozuelo de Alarcón. Madrid.

Superficie de suelo 137.115 m²

Edificabilidad: 125.000 m².

Plazas de aparcamiento bajo rasante: 4738

Plazas de aparcamiento público: 334

DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO PARQUE EMPRESARIAL LA FINCA:

El complejo consta de dos tipos diferenciados de edificios, uno grande Tipo A en forma de “L” y uno pequeño Tipo B de forma rectangular. Estos edificios se disponen a lo largo de una calle central que recorre de N-W a S-E. En total hay 12 edificios Tipo A y 6 edificios Tipo B.

Cada edificio consta de planta de acceso más dos plantas superiores y además de dos plantas de garaje-aparcamiento ocupando algo más del área del edificio.

En cuanto a la superficie, los edificios Tipo A tienen 8.719,00 m². y los edificios Tipo B tienen 3.770,00 m².

El acceso a los edificios se realiza independientemente y accediendo desde la calle central. Al Edificio Tipo A se accede por el portal principal situado en la cara interior de la “L” y al edificio Tipo B se accede por la entrada principal situada en la fachada longitudinal que da a la calle central.

A los garajes de los sótanos de los edificios se accede desde los ramales que parten de la calle central. Se ha dispuesto una calle perimetral auxiliar con un ancho mínimo de 5,00 m con entradas desde la calle central.

Los núcleos de comunicación vertical están compuestos por escaleras con anchos variables en función de la ocupación, totalmente protegidas y con iluminación y ventilación desde el exterior, así como vestíbulos de ascensores con luz al exterior y estancos. Los ascensores son eléctricos y tendrán la sala de máquinas en las azoteas.

Urbanización La Finca

Viviendas Colectivas La Finca (ZONA 2):

ZONA 2.1 Superficie de suelo 85.671 m² Edificabilidad: 35.930 m².

Nº de viviendas adosadas: 160

ZONA 2.3 Superficie de suelo 67.958 m² Edificabilidad: 24.960 m².

Nº de viviendas adosadas: 96

CRITERIOS DE DISEÑO VIVIENDAS COLECTIVAS LA FINCA 2.1 - 2.3

El objetivo del Proyecto es conseguir una tipología residencial que reúna el carácter de independencia que posee la vivienda unifamiliar, con las ventajas de la vivienda colectiva en cuanto a la existencia de una serie de servicios de uso y disfrute común, envueltas por un gran espacio verde de relación.

Esta tipología residencial se desarrolla en bloques de cuatro, seis, ocho y diez viviendas. El lado mayor se forma a partir de tres hileras de bloques de viviendas dispuestas longitudinalmente a él. Entre dos de estas hileras se disponen las zonas comunes también de manera longitudinal. En el lado menor se disponen dos hileras de bloques discurriendo entre ellas el vial de comunicación. La disposición de los distintos tipos de bloques dentro de estas hileras se hace de manera que se obtenga un mejor aprovechamiento de la superficie de la parcela. Existe un cinturón de seguridad que bordea la parcela.

El criterio de diseño de las viviendas, se ha basado en la búsqueda de un desarrollo formal que posibilitara el uso de los espacios sin servidumbres. De esta forma resulta la disposición escalonada de las distintas plantas en medias alturas, lo que permite una mayor conexión visual y espacial en el desarrollo vertical de las viviendas.

En cuanto a las fachadas se ha utilizado un criterio de diseño diferenciado, según se tratase de la parte del edificio que mira al jardín privado o la que mira a la vía perimetral de accesos privados. La primera tiene un tratamiento más permeable gracias a dos amplias cristaleras cuyo desarrollo vertical abarca desde la planta de acceso hasta la de dormitorios, abriendo la vivienda al jardín bajo un amplio porche. La otra fachada, por ser la que mira al exterior de la parcela se resuelve con una imagen ordenada dentro de un desarrollo clásico, unificando las viviendas dos a dos mediante un faldón a dos aguas sobre el acceso a las mismas y la simétrica disposición de huecos.

ZONA 2.4 Superficie de suelo 80.865 m² Edificabilidad: 34.810 m².

Nº de viviendas en bloque: 128

CRITERIOS DE DISEÑO VIVIENDAS COLECTIVAS LA FINCA 2.4

El objetivo del es conseguir una tipología residencial que reúna el carácter de independencia que posee la vivienda unifamiliar, con las ventajas de la vivienda colectiva en cuanto a la existencia de una serie de servicios de uso y disfrute común, envueltas por un gran espacio verde de relación.

Esta tipología residencial se desarrolla en bloques de cuatro y ocho viviendas. La unidad mayor se forma a partir de un módulo de dos viviendas dispuestas verticalmente y mediante una simetría de eje vertical desde uno de sus extremos, utilizando como punto de articulación los elementos de la comunicación vertical. La unidad mayor, de ocho viviendas, queda resuelta con otra simetría similar a partir de la unidad de cuatro viviendas de forma que el proceso de crecimiento de los volúmenes quede racionalizado en una percepción lógica y ordenada en el territorio en grandes parcelas que funcionan como unidades independientes, situándose las viviendas en el interior de forma perimetral, en el cinturón de seguridad que bordeo la parcela y el macroespacio central que funciona como un vacío verde ordenado a partir de un lago.

El criterio de diseño de las viviendas, se ha basado en la búsqueda de un desarrollo formal que posibilitara el uso de los espacios sin servidumbres. De esta forma resulta el orden de los edificios, disponiendo en la parte inferior la vivienda que se desarrolla horizontalmente y en la parte superior la que se desarrolla verticalmente. Este desarrollo no es piramidal, ya que la planta superior de la vivienda que se ordena verticalmente es mayor que la planta inferior y posibilita el énfasis en la pregnancia de la forma en el entorno.

En cuanto a las fachadas se ha utilizado un criterio de diseño diferenciado, según se tratase de la parte del edificio que mira al vacío central o a la que mira a la vía perimetral de accesos privados. La primera tiene un tratamiento intencionadamente descompuesto, donde está más presente el juego formal y donde las cubiertas inclinadas adquieren un mayor protagonismo, con la intención de evidenciar al exterior lo que sucede interiormente, a la vez que emulen en su aspecto la apariencia de una tipología unifamiliar. La otra fachada, por ser la que mira al exterior de la parcela se resuelve con una imagen ordenada dentro de un desarrollo clásico.

Urbanización La Finca

Viviendas Unifamilares La Finca (ZONA 3):

ZONA 3 CAT. 2.1 Superficie de suelo 142.613 m² Edificabilidad: 21.306 m².

Nº de viviendas aisladas: 71

ZONA 3 CAT. 2.2 Superficie de suelo 109.360 m² Edificabilidad: 15.595 m².

Nº de viviendas aisladas: 52

CRITERIOS DE DISEÑO VIVIENDAS UNIFAMILIARES LA FINCA 3.11.1 - 3.11.2

Aprovechando la topografía de la finca, que presenta una sección transversal tipo repetida en toda su longitud en que la zona central queda elevada formando una pequeña loma, el conjunto se ordena por medio de un vial privado de acceso a las parcelas individuales que recorre el perímetro de la finca en trinchera, de manera que las parcelas quedan dispuestas en dos franjas paralelas con los accesos en lados opuestos, consiguiendo de ésta manera que la zona verde común que separa las dos franjas de ordenación de parcelas se entienda como una extensión de los jardines privados de las viviendas.

Las viviendas aprovechan la circunstancia de la existencia de una diferencia de altura de aproximadamente 1,98 m entre la cota del acceso por el vial privado y el jardín privado, para adoptar una sección característica, en la que el espacio fluye entre los distintos niveles de la vivienda, al establecerse una relación de continuidad espacial entre los mismos, propiciada por la escasa altura que separa dos niveles consecutivos, de manera que cada uno queda siempre por debajo de la línea de visión de una persona situada en el inmediato inferior. De esta manera, se disponen el vestíbulo de acceso, aseo y garaje de invitados ligeramente elevados sobre la cota del vial privado, y se conecta ese vestíbulo con el nivel de salones, cocina y jardín mediante un tramo corto de escaleras que recorren un jardín interior, anticipo del jardín privado. Este espacio de relación se convierte en el corazón de la vivienda, y se desarrolla en sección hasta alcanzar toda la dimensión vertical de la misma, rematado por un gran lucernario acristalado en la cubierta.

A su vez, la planta de salones comunica con un nivel superior, situado sobre el nivel de acceso, en el que se disponen los dormitorios y un estar de diario, logrando de esta manera una separación clara entre las zonas públicas y privadas de la vivienda. En planta semisótano y conectada por medio de la escalera de servicio, se disponen el garaje, cuartos de instalaciones y acceso de servicio.

En cuanto a la forma exterior del edificio, se ha buscado una imagen unitaria que permita la integración de la vivienda en el paisaje, y a la vez ofrezca un elevado nivel de representatividad en su fachada de acceso. Para conseguirlo se adopta una cubierta a dos aguas con faldones de distinta dimensión, uno más largo y muy tendido que cubre la zona de salones y se prolonga hacia el jardín definiendo un porche, y otro mucho más inclinado y corto que cubre la zona de dormitorios y presta fachada a la calle principal, acogiendo diferentes propuestas de tratamiento de los huecos que en él se abren, con lo que se consigue caracterizar las viviendas de modo que se diferencien entre sí, manteniendo al mismo tiempo una imagen de fachada unitaria al vial de acceso.

ZONA 3 CAT 1A Superficie de suelo 1.231.827 m² Edificabilidad: 108.300 m².

Nº de parcelas: 178

CRITERIOS DE DISEÑO CASA 91, CASA 130…

Para el diseño de estas viviendas se ha partido del programa de necesidades del cliente así como de las condiciones topográficas, paisajísticas y ambientales de la parcela para, a partir de ahí, dar una respuesta espacial adecuada, cuidando cada detalle en sí mismo y como parte de un todo.

Así, a las parcelas se accede por la cota más elevada, de forma que para ir adaptándose al terreno, se comienza bajando de forma suave, siguiendo una suave pendiente descendente con peldaños de escasa tabica. Acompañados pon una lámina de agua desbordante y olivos, se nos marca la entrada a la vivienda en su fachada sur.

Situados en la entrada, una compresión del espacio exterior antecede a la dilatación del mismo en el interior, que crea un eje vertical y una rápida apropiación y comprensión espacial del conjunto. Ya desde el vestíbulo se disfruta de una visión abierta, evidenciándose el jardín posterior, debido a la transparencia conseguida por las grandes aberturas acristaladas de la fachada norte.

La distribución se realiza mediante la articulación meticulosa de ámbitos cerrados o semicerrados (dormitorios y baños), y de las estancias que se abren al porche y al jardín. Se busca que las zonas se vayan sucediendo a través de perspectivas lo más profundas y amplias posibles.

La necesidad de escalonamiento y la preocupación por lograr conjugar la diafanidad con la intimidad, hacen que haya una secuencia de tendidos escalones que bajan al cenador y a la piscina, para que la vida en ellos no perturbe la tranquilidad y las vistas desde las estancias interiores. De nuevo, una lámina de agua desbordante pone límite al jardín en continuación con el porche, no haciéndose necesario el uso de barandilla y pudiéndose fundir la visión con el entorno. El jardín se remata con la piscina, de líneas limpias y geometría pura, que se instala con sobriedad en medio del paisaje.

Las formas exteriores finalmente se caracterizan por la solidez de los paramentos de piedra, rotos por grandes paños de vidrio y cosidos por los porches volados de acero y madera, resultando el conjunto como fuente de emociones formales, tratado como un lienzo que se esculpe.

Cuando la oscuridad se apodera del exterior, el interior irradia luz, apareciendo en general como un cuadro abstracto, sin olvidar que el cielo y la tierra son los límites naturales, el marco donde se desarrolla estas viviendas, que reinterpreta la arquitectura vernácula con un lenguaje contemporáneo.

Reebok Sport Club LA FINCA (ZONA4):

Club deportivo situado en Pozuelo de Alarcón. Madrid.

Superficie de suelo 76.643 m²

Edificabilidad: 7.480,92 m²

Cuenta con 10 pistas de tenis, 14 pistas de pádel, un campo de futbol 7, spa, gimnasio y piscinas exteriores e interiores.

CRITERIOS DE DISEÑO REEBOK SPORT CLUB LA FINCA :

La entrada principal al club se materializa como un volumen independiente en la fachada norte al que se accede mediante un espacio a doble altura iluminado cenitalmente por un lucernario en cubierta. Esta zona se ha destinado a recepción, aprovechando la dilatación existente como zona de información y espera. La recepción se ilumina, además de cenitalmente, a través de un muro de vidrio, con imágenes corporativas impresas, tras el que se encuentran despachos y gabinetes médicos.

A partir de ahí el recorrido se señala mediante una sucesión de pórticos de madera, que van estrechándose a medida que se va accediendo a las distintas dependencias, en los que se integran los expositores de artículos deportivos y productos de belleza, de manera que la recepción se convierte a su vez en un amplio espacio de venta.

Este recorrido se convierte además un umbral que conduce a los espacios ajardinados y piscinas exteriores, así como a la cafetería y solárium situado en el porche acristalado de la fachada sur.

Las entradas a los diferentes espacios desde la recepción, se indican mediante un juego de volúmenes salientes, de mármol y vidrio, que van indicando los accesos a vestuarios, así como al Spa Seco.

La recepción del Spa Seco se materializa como una caja de vidrio, iluminada desde el interior, visible desde toda la recepción, como centro de atención, accesible tanto a socios como a visitantes. El Spa Seco se concibe como un espacio de relajación, de esta manera se plantean estas salas como la recreación de una cueva, que refleje este ambiente de aislamiento y silencio.

En los vestuarios la idea que se ha seguido ha sido la de convertir el gran espacio de vestuarios en una sucesión de salas independientes a las que se accede desde un pasillo central a través de unos pórticos de madera, y que se cierran mediante los muebles de taquillas, con el banco en el centro del espacio. Al final de los vestuarios se ubican las cabinas de duchas, como ámbito independiente dentro del propio vestuario, donde se sitúan también las cabinas de UVA, sauna y baño turco.

El acceso a los vestuarios a la sala de fitness se realiza a través de una escalera concebida como un elemento independiente dentro del vestuario, realizada de manera que aparezca como una pieza única de acero inoxidable apoyada sobre un zócalo de mármol en el que se integra un banco donde puedan descansar los deportistas que vuelven de las salas de fitness. Las escaleras acceden a la planta alta dentro de unas cajas de vidrio que aparecen como una prolongación del vestuario dentro de la sala de fitness, tanto formal como funcionalmente, ya que estas cajas se encuentran aisladas del fitness tanto acústica como visualmente, y totalmente abiertas a los vestuarios.

Exceptuando los espacios descritos (recepción, vestuarios y spa seco), el resto del edificio se plantea visualmente como un espacio continuo. La sala de cardiovascular y musculación, así como el pasillo de cardiovascular se vuelcan sobre la sala de entrenamiento personal y las piscinas.

Las salas de cardiovascular y musculación y las salas de clases colectivas, se han ubicado en la planta alta del edificio de vestuarios, aprovechando las excelentes cualidades de este espacio, exento en sus cuatro lados y permitiendo la práctica del deporte con luz natural y vistas al exterior. De esta manera se ha tratado de lograr un espacio único, a pesar de las particiones necesarias para aislar las salas de clases colectivas, acristalando éstas con vidrio transparente por encima de 2.40m, logrando así una visión continua de la cubierta y una percepción continua del espacio.

La sala de entrenamiento personal ocupa la mitad norte del edificio de piscinas, en planta baja, en continuidad espacial con la sala de cardiovascular y musculación y la plataforma de cardiovascular, gracias a la gran altura de este volumen. Está concebida como una sala de gimnasia tradicional, con aparatos como anillas, potro y plinto de saltos, escalera horizontal, espalderas, etc, así como un ring de boxeo, relacionada con la sala de cardiovascular y musculación mediante una escalera de madera con tres tramos diferentes, uno convencional, y otros dos con doble y triple modulación, para entrenamiento, y abierta al exterior, con acceso a las diferentes pistas de atletismo.

En la mitad sur del edificio se encuentran los dos vasos de piscina, uno para piscina de natación, y el otro de uso lúdico-terapéutico. Bajo el pasillo de cardiovascular se dispondrán las salas del Spa Húmedo, separadas de las piscinas y sala de entrenamiento personal por cerramientos acristalados por encima de 1.40m, de manera que haya una continuidad visual entre piscina, Spa Húmedo y sala de entrenamiento personal.

Dentro del espacio de piscina, aparece el almacén de material como un volumen independiente de mármol travertino, que contrasta con el cerramiento acristalado de la piscina.

Frente a la fachada norte del edificio, por la que se accede al mismo, se construirá una pista de atletismo, que representa la idea de una “felpudo” previo al vestíbulo de acceso, que, junto a las pistas de baloncesto y volley-playa que se situarán en la fachada oeste, enfaticen el carácter deportivo del edificio.

El resto de espacios exteriores vinculados al edificio se disponen al este, oeste y sur del mismo. Se ha optado por situar al sur todas las zonas de estancia y relax, ligadas tanto a la piscina interior como a la exterior, que aprovecha el vaso ya construido frente a la fachada sur del edificio de piscinas. Frente a la piscina exterior se propone una zona de solárium ajardinada, y otra zona de solárium pavimentada frente a la piscina interior, unidas por una zona central donde se ubicará un pequeño kiosko o bar que sirva a la piscina exterior en verano.

En el lado este se situarán las diferentes pistas de atletismo, como carril y foso de salto de longitud, zona de salto de altura, de lanzamiento de peso o de salto con pértiga. En el lado opuesto, como se ha comentado, se construirán las pistas de baloncesto y volley-playa, así como un rocódromo al aire libre para la práctica de escalada, aprovechando el muro que separa el recinto del club deportivo con la propiedad colindante al sur.

Toda la zona exterior se unificará con un circuito de jogging que recorre el perímetro del club.